ASOCIACIÓN DE TURISMO RURAL "RIBERA DEL ADAJA"

Lugares de interés

El río Adaja, al abandonar la capital abulense, atraviesa pequeños pueblos configurando un bello paisaje de encinas y berrocales de piedra salpicado de molinos, igual que también se observa en la ribera abulense del Voltoya. En la llanura los campos se cultivan como en La Moraña cerealista, mientras en la sierra las rocas graníticas se abren en canteras al cielo. Estos pintorescos pueblos suelen pasar desapercibidos para los turistas que se acercan a estas tierras.
El río Adaja desde la presa de las Cogotas hasta que se adentra en la Comarca Morañega atraviesa los municipios de Cardeñosa, Mingorria, Zorita de los Molinos, Pozanco, Peñalba, Vega de Santa María y Blascosancho. Junto a estos pueblos de la zona de influencia se extiende por el este hasta el río Voltoya la Sierra de Ojos Albos, donde se hallan los pueblos de Gallegos de San Vicente, La Venta, Tolbaños. Los encinares del Adaja y los hombres que todavía siguen desempeñando las mismas actividades de antaño, constituyen un bello atractivo para el turista. Aquí cabe observar el proceso de elaboración del cisco y el carbón de encina, el pastoreo con cabras y ovejas, la montanera o cebado de cerdos con bellotas, y el aprovechamiento de caza, leña y pastos. Coincidiendo con la llegada del invierno todavía se mantiene la costumbre de hacer la matanza del cerdo, una de las mas generalizadas y peculiares en la vida rural.
Entre los monumentos más reseñables figuran las iglesias y ermitas levantadas por el fervor popular, y la singularidad de los palomares, los potros, las cruces, y el viejo caserío de pueblos y dehesas.

Vega de Santa María

Asociacion de turismo rural Ribera del AdajaEl pueblo de Vega de Santa María está situado al norte de la ciudad de Ávila, en las tierras onduladas de la Moraña, en la ribera derecha del río Adaja.
Su principal monumento es la iglesia situada a 600 metros del pueblo, conocida como “la Iglesia de Allá” en la que destaca su torre mudéjar del siglo XIV, donde luce arabescos y sillares grabados, un sensacional artesonado y un ábside que es vivo ejemplo del mudéjar de esta tierra morañega.
En el cerro, aún se levantan los restos del palacio que perteneciera a la Duquesa de la Conquista. Junto a él se construyó el deposito del agua, que desfigura un tanto su pétrea silueta en ruinas.
Asociacion de turismo rural Ribera del AdajaEl municipio tiene varias casas de noble construcción, típicas de la localidad donde se combina el ladrillo árabe, con la fábrica en tapia, de la piedra del lugar. Buen ejemplo es el palacete de la Duquesa de la Conquista, antigua casa edificada sobre un solar que el señor Marqués dio a los criados a su servicio.
En los exteriores del casco urbano se encuentran dos fuentes surtidas de agua, cuya procedencia es de manantiales de muy buena calidad: el Caño Chico cuenta con dos pilas, que antiguamente aplacaban la sed del ganado y a cuya agua se le atribuyen propiedades de muchos beneficios gástricos. El Caño Grande son dos chorros continuos que se nutren del agua procedente de un manantial encauzado en un túnel subterráneo, practicado a mano, por prestación personal, que une 37 manantiales y 5 pozos subterráneos.
Asociacion de turismo rural Ribera del AdajaEl Potro, son cuatro postes de piedra, unidos entre sí por barras de hierro, utilizadas antiguamente, para herrar a las caballerías. Aún se conserva muy bien y es interesante.
La Ermita data de 1751 que terminó de construirse y se consagró para los vecinos del pueblo, dado que anteriormente se acudía a la iglesia de allá, que era el tempo de tres pueblos: la Vega, el desaparecido Saornil de Adaja y Velayos.
El Museo de Escultura al Aire Libre VSM está formado por una veintena de esculturas y escudos y pretende dar una segunda vida a objetos que ya no son útiles para el servicio para el que fueron creados. Las obras están instaladas por el pueblo, de forma que el visitante vaya descubriendo cada rincón a la vez que se deleita con el arte. Las esculturas se pueden tocar, interactuar con ellas y sobre todo contemplar el entorno donde se encuentran que fue en otro tiempo, el lugar donde nuestros antepasados vivieron y trabajaron.